Inicio Covid-19 Tienda Contacto Salud Tips

Dermatitis atópica un problema de piel más común de lo que se cree

 ¿Qué es la dermatitis atópica?

Es una enfermedad que da en la piel y se caracteriza por mucha picazón. Cuando te rascas, se provoca enrojecimiento, hinchazón, la piel se raja y sale un líquido claro, se producen costras y escamas. La dermatitis va y viene, los síntomas aparecen y desaparecen constantemente.

Causas más comunes de la dermatitis

Es una enfermedad hereditaria de tipo crónico; si los padres han tenido asma, conjuntivitis, rinitis alérgica, eccemas, es muy probable que los hijos hereden estos factores, que unido a sustancias o ciertas condiciones desencadenarán el primer episodio de dermatitis atópica o pueden agravar el caso, si la persona ya la tiene. Entre los factores que contribuyen a la presencia de la dermatitis se encuentran: los jabones, cierto tipo de lana, el estrés, los cambios bruscos de temperatura y algunas bacterias que pueden provocar infecciones secundarias a las lesiones.

¿Quiénes están propensos a padecer de dermatitis atópica?

En su gran mayoría los bebés y los niños, aunque los adultos también la padecen; las personas que viven en climas secos o en ciudades tienen mayor probabilidad para desarrollar la enfermedad. Alrededor del 6% de los niños y el 1% de los adultos pueden padecer de dermatitis atópica.

Síntomas comunes de la dermatitis atópica

Estos son los principales síntomas que te indicarán si tienes dermatitis atópica:

  1. Piel muy seca (xerosis)
  2. Picazón (prurito) que se vuelve muy intenso
  3. Piel inflamada y roja
  4. Pequeños bultos en la piel que pueden soltar un líquido (exudación) cuando te rascas
  5. La piel puede volverse muy gruesa (eccema crónico)

La dermatitis es común en los lactantes y niños

En los niños que están lactando es muy frecuente que se presente la dermatitis atópica,  que por lo general, presenta parches rojos con un líquido bajo la superficie (edema), que pica y cuyo líquido al brotar (exudación) a la superficie por el rascado termina infectándose.  Usualmente, en los niños la dermatitis se presenta en cara, tronco y extremidades.

Cuando el niño tiene entre un año y medio a dos, las lesiones se dan con mayor frecuencia en los pliegues de la piel, debido a que, en estas zonas no llega el aire ni la luz, para que la lesión se seque; adicionalmente, la humedad favorece la aparición y permanencia de las lesiones. Las lesiones se presentan con mayor frecuencia a estas edades en los pliegues internos de los codos, las rodillas y en las comisuras de la boca. La sensación de picor es muy intensa, lo que favorece el rascado y la aparición de las heridas y costras.

En el adulto, la piel se torna extremadamente dura y seca y con engrosamiento; el rascado crónico, hace que se rompan las placas y aparezcan las excoriaciones que es como si la piel se desprendiera por causa de la intensidad del rascado y aparecen las grietas que pueden doler bastante. En el adulto, la dermatitis atópica se puede presentar en la nuca, manos, pies y muñecas entre otros.

Diagnóstico y tratamiento

El especialista hará una biopsia de piel para confirmar el diagnóstico o descartar otras causas que estén provocando la piel seca y la picazón; sin embargo, el primer paso es que se observe cómo luce la piel.  Te preguntarán por los antecedentes familiares y personales y buscarán otros síntomas de alergias que hayas podido presentar.  Es probable, que también hagan cultivos de partes de tu piel, para detectar la infección y/o los posibles agentes externos que te aumentan la dermatitis.

Tratamiento 

Entre lo usual para tratar esta enfermedad está la aplicación de cremas hidratantes con ácido linolénico, ceramidas y urea; al igual que el uso de glucocorticoides tópicos y medidas preventivas como evitar el contacto con los agentes externos, que puedan irritar la piel; usar ropa de algodón y bañarse cada vez que se hace ejercicio, para evitar que el sudor irrite la piel.

Puedes preguntar a tu médico por la medicina biorreguladora, que cuenta con cremas naturales de uso externo para el tratamiento de la dermatitis atópica y que buscan hidratar la piel y facilitar la absorción de los ingredientes medicinales.

El medicamento biorregulador en crema que mejora la dermatitis atópica está compuesto  por ectoína y corteza de avellano; la ectoína protege contra las altas temperaturas, la sequedad y los rayos UV al igual que previene la pérdida de agua, la penetración de alérgenos, reduce la inflamación y alivia la rasquiña (prurito).  El extracto de corteza de avellana, cuenta con grandes beneficios, por sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y astringentes, ha sido usado tradicionalmente para tratar úlceras por presión, quemaduras y furúnculos.

Esta crema se puede usar dos veces al día y de acuerdo, con los reportes de estudios científicos, hay mejoría de los síntomas a las dos semanas.

Fuentes:

    1. Dermatitis atópica. Institutos Nacionales de la Salud (NIH) Información de salud. Consultado el 2 de marzo de 2018 en el sitio de Internet:https://www.niams.nih.gov/es/informacion-de-salud/dermatitis-atopica#tab-diagnosis
    2. La dermatitis atópica: causas síntomas y tratamiento. Blog Sanifarma. Consultado el 2 de marzo de 2018 en el sitio de Internet: http://www.sanifarma.com/blog/cosmetica/la-dermatitis-atopica-causas-sintomas-y-tratamiento
    3. Dermatitis atópica. MedlinePlus, información de salud para usted. Consultado el 2 de marzo de 2018 en el sitio de Internet: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000853.htm
    4. Nuevas opciones para el tratamiento de la dermatitis atópica. Equilibrium. El blog de la medicina natural y biológica.Consultado el 2 de marzo de 2018 en el sitio de Internet: http://www.equilibriummedicinanatural.com/nuevas-opciones-para-el-tratamiento-de-la-dermatitis-atopica/