Inicio Covid-19 Tienda Contacto Salud Tips

La mala alimentación tiene consecuencias en tu organismo

“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” es una frase que se atribuye a Hipócrates considerado como el padre de la medicina y que resume de buena manera el cómo una adecuada alimentación es una de las mejores vías para gozar de buena salud y bienestar físico y emocional.

Lo que comemos está muy relacionado con la salud y la calidad y expectativa de vida. Entre las causas patológicas que conllevan pérdida de años de vida sana, el 41% corresponde a enfermedades que tienen un componente nutricional como las enfermedades cardiovasculares (61%); la diabetes mellitus (5%); algunos tipos de cáncer y tumores (32%) y las deficiencias nutricionales (2%). De igual manera la OMS alerta que de los 10 riesgos de mayor prejuicio para la salud, seis están relacionados de manera directa con la alimentación.

Es necesario entender que una mala nutrición, se presenta por exceso o por insuficiencia de uno o más nutrientes en la dieta; el riesgo de malnutrición está presente cuando la cantidad de energía o nutrientes no está satisfaciendo las necesidades nutricionales por tener malos hábitos alimenticios. 

De igual manera, como lo mencionamos anteriormente, los malos hábitos alimenticios son la principal causa de enfermedades crónicas tales como afecciones cardiovasculares, obesidad, diabetes, patologías del sistema digestivo, cálculos de vesícula, reflujo gastroesofágico, caries, cáncer de colon, páncreas, mama, entre otros.

Inflamación intestinal y mala alimentación

 

Son muy variadas las causas de la inflamación intestinal que es una de las afecciones que se presenta con mayor frecuencia por la mala alimentación, ya que se convierte en un problema del intestino grueso o delgado por causa de ciertos alimentos que pueden causar malestar estomacal; también, por algunas bacterias que no son infecciosas y se encuentran en nuestra flora intestinal.

La inflamación intestinal puede aparecer en la infancia, cuando los bebés se llevan a la boca todo lo que encuentran y pueden adquirir bacterias; entre los 20 y 40 años se presenta por cuenta de una mala alimentación, el estrés por diferentes causas o por las dos anteriores en conjunto. Por otra parte, las mujeres entre los 45 y 50 años, que entran a la etapa de la menopausia también la pueden sufrir. 
 

También es sabido, que alrededor del 80% de las personas que tienen artritis reumatoide, inició con problemas crónicos de intestino, por causa de la hiperestimulación del sistema inmunológico; asimismo, existe un alto índice de enfermedades cardiovasculares, que se relacionan con fallas en el intestino.
Por todo lo anterior, contar con una buena alimentación adecuada, balanceada en nutrientes, minerales y todos los oligoelementos que nuestro organismo necesita, siempre será garantía de una buena salud.

10 malos hábitos de alimenticios

 

1.    Saltarse el desayuno
2.    Comer minutos antes de acostarse
3.    Comer entre comidas, snacks de paquete
4.    No comer suficientes frutas o verduras
5.    Comer y hacer algo al mismo tiempo (trabajar, ver tv, estudiar etc).
6.    Comer muy rápido
7.    Tomar poca agua
8.    Tener alimentos poco nutritivos (snaks de paquete por ejemplo)
9.    Comer directamente del empaque/envase, hasta que no lo acabas no quedas contento, lo que significa que vas a comer más
10.    Abusar de los alimentos dietéticos

Así que comer mejor no implica comer más o comer menos, o dejar de disfrutar la diversidad de la comida; comer mejor se refiere a guardar el equilibrio que evita tener malos hábitos y llevar una vida sana.

Recomendaciones para alimentarte bien

 

1.    Ten horarios fijos para las comidas, no quiere decir que seas estricto, pero sí, que tomes tus comidas en un rango que esté en las mismas horas.
2.    Mastica despacio los alimentos para que los puedas digerir bien y de paso, obtendrás mayor saciedad al terminar de comer.
3.    Consume frutas y verduras
4.    Elije productos con grasas saludables tales como aceite de oliva o los que sean ricos en antioxidantes
5.    Consume pescado
6.    Consume carnes con bajo aporte en grasa, como el pollo sin piel, el pavo o conejo
7.    Bebe mucha agua
8.    Practica a diario algún tipo de ejercicio
9.    Detoxifica tu organismo

La gran mayoría de enfermedades del intestino son por causa de las toxinas, la medicina biorreguladora te ofrece la opción para detoxificar tu organismo, es decir que, mediante medicamentos naturales, logras que tu páncreas, hígado e intestinos sean limpiados de las toxinas que ingerimos por la alimentación poco sana, los contaminantes a los que estamos expuestos a diario y que están en el medio ambiente, el alcohol y el tabaco, si es que consumes estos últimos. Pregunta a tu médico, sobre este tipo de tratamientos, que contribuyen con tu bienestar y no tienen efectos secundarios. 

Fuentes

1. Qué pasa si tengo malos hábitos alimenticios. Consultado el 2 de abril de 2018 en el sitio de Internet: http://www.aucal.edu/blog/dietetica-nutricion/que-pasa-si-tengo-malos-habitos-alimentarios/

2. Malos hábitos alimenticios. Consultado el 2 de abril de 2018 en el sitio de Internet:  http://www.fundacionunam.org.mx/salud/malos-habitos-alimenticios/
3. Inflamación intestinal. Consultado el 2 de abril de 2018 en el sitio de Internet:
https://www.diabetesbienestarysalud.com/vida-y-salud/inflamacion-intestinal/2016/05/
4. Colon irritable o síndrome de intestino irritable. Consultado el 2 de abril de 2018 en el sitio de Internet: https://www.alimmenta.com/dietas/colon-irritable/
5. 10 consejos para una alimentación saludable. Consultado el 2 de abril de 2018 en el sitio de Internet: http://noticias.universia.es/portada/noticia/2012/10/30/977957/10-consejos-alimentacion-saludable.html
6. La mucosa intestinal enferma, sí se puede curar. Consultado el 2 de abril de 2018, en el sitio de internet: http://www.equilibriummedicinanatural.com/la-mucosa-intestinal-enferma-si-se-puede-curar/